Skip Navigation Links
APPLY | LOGIN | CREATE AN ACCOUNT | PARENTS | PROSPECTIVE CADETS | VIRTUAL TOUR | ESPAÑOL | SEARCH
FacebookFlickrTwitterYou Tube
INICIO
KRISTOPHER J. LOPEZ
Kristopher J. Lopez 
Kristopher J. Lopez
Licenciatura en Ciencias, Gobierno Relaciones Internacionales
Clase del 2010

Actualmente estacionado como Oficial de Ingeniería Bajo Entrenamiento a bordo del cúter Boutwell de la Guardia Costera en San Diego, California, Kristopher cumple con una variedad de obligaciones de alta responsabilidad que incluyen supervisar la seguridad eléctrica y la tripulación eléctrica, coordinar el entrenamiento en control de daños, y manejar los asuntos administrativos del Oficial de Ingeniería. En pocos meses, él espera recibir el mando de un barco de patrulla o trabajar como ingeniero de puerto.

Kristopher le atribuye a la Academia el desarrollo de sus habilidades para manejar múltiples obligaciones, y éstas le han servido bien en la flota. “Además le debo mi habilidad de navegar el entorno político de la vida profesional a la estructura y jerarquía fomentadas por la Academia,” añade. “Me han hecho mucho más tolerante, social, diplomático, responsable, profesional, atlético, y…la lista continúa.”

Él queda asombrado de sus compañeros cadetes y a todos los llama “ganadores altamente competitivos” quienes están  sumamente motivados. No obstante la competencia, él siente que “algunas de las amistades que allí logré son las personas en la cuales más confío.” Esto se debe en gran parte a la ética de trabajo en equipo que predomina en la Academia. “Me enseñó cómo hacer las conexiones necesarias para triunfar.”

Es precisamente ese ambiente de apoyo mutuo que debiera ahuyentar las preocupaciones que tengan los padres acerca del bienestar de su hijo o hija en la Academia. “Los padres naturalmente están nerviosos de que sus hijos enfrenten situaciones peligrosas. Sin embargo, en el cuerpo militar siempre hay alguien quien te vigila y apoya. Cuando fallas, tus compañeros están ahí para darte la mano.”

A la larga, Kristopher se deja llevar por el sentido que le debe algo “al país que recibió a mis padres y abuelos con brazos abiertos, y los ayudó a triunfar.”